Zhou Enlai o Chu En-lai (1898-1976) político chino


Zhou Enlai o Chu En-lai (1898-1976), político chino, primer jefe de gobierno de la República Popular China (1949-1976), uno de los más importantes dirigentes de su país durante el siglo XX.
Zhou, cuya familia pertenecía a la alta burguesía, nació en Huaian, en la provincia de Jiangsu. Estudió en la Universidad de Nankai, Tianjin, y también en Japón y Francia. Durante su estancia en Europa (1920-1924) organizó diversas secciones del Partido Comunista Chino (PCCh). Tras su regreso a China se adhirió a la alianza entre el Guomindang (Kuomintang, KMT o Partido Nacionalista) y el PCCh, liderada por Sun Yat-sen. Pronto se convirtió en comisario político de la Academia Militar de Whampoa, entonces dirigida por Jiang Jieshi (Chiang Kai-shek). Tras la ruptura entre nacionalistas y comunistas en 1927, Zhou fue designado miembro del Politburó del PCCh. En ese mismo año dirigió una insurrección comunista en Shanghai y participó en la revuelta de Nanchang que dio origen a la creación del Ejército Rojo chino. Más tarde efectuó diversos viajes a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).
Junto a Mao Zedong (Mao Tsé-tung) y otros dirigentes, Zhou realizó, entre 1934 y 1935, la histórica Larga Marcha desde China central hasta Yan'an en el noroeste. Desempeñó también un papel clave en el incidente de Xi'an (secuestro de Jiang Jieshi en 1936) que marcó el inicio de una colaboración entre el PCCh y el KMT contra los invasores japoneses. Durante el resto de la guerra contra la agresión japonesa, Zhou permaneció en Chongqing como representante principal del PCCh ante el gobierno nacionalista. Tras la derrota final de Japón, fue el representante del PCCh en las inútiles negociaciones con Jiang Jieshi, con la mediación del general George C. Marshall en nombre de las Naciones Unidas (ONU). En octubre de 1949, Zhou se convirtió en el primer jefe de gobierno y en ministro de Asuntos Exteriores del régimen comunista.
Como destacado dirigente chino, finalizada la larga guerra civil, Zhou intentó restaurar el orden y adoptó un ambicioso programa de reconstrucción económica. Siendo responsable de la diplomacia china (fue ministro de Asuntos Exteriores hasta 1958) mejoró la situación de China en el ámbito internacional, participando en la Conferencia de Ginebra sobre Indochina (1954) y en la Conferencia afroasiática de Bandung (Indonesia) en 1955.
Durante la Revolución Cultural, Zhou realizó un gran esfuerzo para evitar que los sectores más radicales desmantelaran por completo el aparato del partido y la burocracia gubernamental. En septiembre de 1971, participó en el frustrado golpe militar llevado a cabo por el que parecía ser heredero de Mao, el ministro de Defensa Lin Biao (Lin Piao). Tras la muerte de Lin, emergió como el segundo dirigente chino más poderoso después de Mao.
Dado el creciente enfrentamiento chino-soviético, Zhou inició a comienzos de la década de 1970 el diálogo con Japón y Estados Unidos. En 1972 firmó el Comunicado de Shanghai junto al presidente estadounidense Richard Nixon (que conducirían a contactos más estrechos entre ambos países, lo que se confirmó en 1979, cuando se reanudaron las relaciones diplomáticas formales). Igualmente se establecieron relaciones diplomáticas con Japón. En 1974 recibió ataques por parte de la Banda de los Cuatro, que le acosaron hasta su muerte. Zhou falleció en Pekín el 8 de enero de 1976. Su muerte originó manifestaciones espontáneas de respeto en la plaza de Tiananmen, que fueron dispersadas por las fuerzas del orden.
Fuente: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006

Entradas populares de este blog

Personajes del mundo Haakon : Nombre de varios reyes de Noruega

Erna Schneider Hoover