Alarcón, Pedro Antonio de : Escritor español

Alain-Fournier  :  Novelista francés (1886-1914). La obra que le ha dado fama en todo el mundo es la novela titulada El gran Meaulnes

Alamán, Lucas  :  Escritor y político mexicano (1792-1853). Disertaciones sobre la historia de México

Alarcón, Abel  :  Escritor boliviano (1881-1954). Autor de novelas históricas, relatos y poesía

Alarcón, Pedro Antonio de  :  Escritor español (1833-1891). Sus novelas y cuentos representan la transición de la narrativa romántica a la realista. A su primera época se deben sus crónicas de viajes: Diario de un testigo de la guerra de África, De Madrid a Nápoles, La Alpujarra; también sus cuentos, reunidos más tarde en los volúmenes Historietas nacionales, Cuentos amatorios y Narraciones inverosímiles. A la etapa de madurez (a partir de 1874) corresponden las novelas El sombrero de tres picos, El escándalo, El niño de la bola, El capitán Veneno y La pródiga


Alarico  :  Nombre de varios reyes visigodos: - I (370-410) penetró en Italia y saqueó Roma (410). ¦ - II (484-507). Estableció su capital en Tolosa, Francia; fue derrotado y muerto por Clodoveo en la batalla de Vouillé. Promulgó la Lex Romana Visigtorum o Código de Alarico (506)

Nelson Mandela parte 3


Nelson Mandela parte 3
1.3. De la lucha armada al proceso de Rivonia
Arrestado, encarcelado y procesado en varias ocasiones, Mandela sufrió su enésima y definitiva detención en el epílogo de la matanza de Sharpeville, Transvaal, el 21 de marzo de 1960, cuando la Policía disparó indiscriminadamente contra una multitud de manifestantes y mató a 69 personas. 

La represión se abatió sobre Mandela y muchos cientos de militantes del movimiento de liberación negro al socaire de la declaración el 30 de marzo por el Gobierno nacionalista del primer ministro Hendrik Verwoed del estado de emergencia en todo el país y de las ilegalizaciones, el 8 de abril siguiente, tanto del ANC como del Congreso Panafricano (PAC). Liderado por Robert Sobukwe, el PAC había surgido en 1959 como una escisión radical y sectaria del ANC que se oponía a la aceptación de activistas no de raza negra, como indios y blancos autóctonos, en la lucha contra el apartheid. 

En marzo de 1961 su caso fue revisado y Mandela quedó exonerado de la acusación de participar en actividades terroristas, pero en agosto de 1962, siendo fugitivo de la justicia, fue detenido de nuevo y en noviembre siguiente recibió una sentencia de cinco años de cárcel como culpable de unos delitos de incitación a la huelga y abandono ilegal del país. En su alegato de defensa, Mandela manifestó al tribunal que lo condenó: "Odio la discriminación racial de la manera más intensa (…) He luchado contra ello durante toda mi vida; lucho ahora y seguiré luchando hasta el final de mis días (…) Detesto aún más esta puesta en escena. Me hace sentir que soy un negro en un tribunal de blancos. Esto no debería ser así". 

Los hechos que sirvieron de base para la acusación fueron un movimiento huelguístico, orquestado junto con Sisulu tan pronto como recobró la libertad el año anterior, y una serie de estancias clandestinas en Etiopía, para participar en la Conferencia del Movimiento Panafricano de Liberación de África Oriental y Central, en Guinea, Ghana, Nigeria, Liberia, Sierra Leona, Uganda y Senegal, para solicitar ayuda material de sus gobiernos, en Londres, para encontrarse con camaradas exiliados, y en Argelia y Sudán, para recibir entrenamiento paramilitar. 

Lo cierto era que en diciembre de 1961, Mandela, convencido de la inutilidad de la lucha pacífica contra el apartheid, había activado en la clandestinidad y asumido la jefatura del brazo armado del ANC, Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación, también conocido por su sigla, MK). Este peligroso viraje, que era el resultado de un largo proceso de reflexión política, madurado tras la masacre de Sharpeville, y no una decisión precipitada, quedó sellado el 31 de mayo de 1961. Aquel día, el Gobierno Verwoed proclamó la República de Sudáfrica y la retirada de la Commonwealth. Quedaron por tanto rotos con la Corona británica los lazos vigentes desde la independencia de facto de la Unión de Sudáfrica en 1910. 

Nada más crearse, el MK comenzó a atacar con ínfulas guerrilleras instalaciones del Gobierno y objetivos policiales. Lutuli, aferrado a la moderación como el buen premio Nobel de la Paz que era, no veía con buenos ojos la nueva estrategia de confrontación directa con el poder blanco, pero el liderazgo y la autoridad del legalista presidente del ANC se hallaba en franco retroceso ante el carisma y el brío subversivo del 20 años más joven Mandela. 

En octubre de 1963 Mandela continuaba recluido en la Prisión Central de Pretoria, donde tenía de compañero de cautiverio a su amigo Robert Sobukwe, cuando la fiscalía expandió su causa criminal con la adición de los cargos de sabotaje, terrorismo y conspiración para derrocar el Gobierno mediante revolución interna e invasión de fuerzas extranjeras. 

Elevado su estatus de peligrosidad, el prisionero fue transferido al centro de máxima seguridad de Robben Island, emplazada en una pequeña isla en el mar a once kilómetros de Ciudad del Cabo. Comentó entonces el llamado juicio de Rivonia, población próxima a Johannesburgo, donde Mandela compartió banquillo de acusado con otros siete altos dirigentes del ANC y el Partido Comunista de Sudáfrica (SACP). Estos eran Walter Sisulu, Govan Mbeki, Raymond Mhlaba, Elias Motsoaledi, Ahmed Kathrada, Dennis Goldberg y Lionel Bernstein. 

El 20 de abril de 1964, en su comparecencia ante el Tribunal Supremo de Pretoria, Mandela reconoció ser uno de los fundadores del MK y que dicha organización armada "respondía a la violencia con violencia", pero refutó la imputación de terrorismo. De los cargos que se le hacían, sólo reconoció el de sabotaje. En su elocuente declaración, el acusado explicó que se había decantado por la resistencia activa "como resultado de una valoración calmada y sobria de la situación política que se ha creado tras muchos años de tiranía, explotación y opresión de mi gente por los blancos". 

En cuanto a él: "Durante mi vida, me he entregado a la lucha del pueblo africano. He luchado contra la dominación blanca y he luchado contra la dominación negra. He perseguido el ideal de una sociedad libre y democrática en la que todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir. Pero, Señor, si es necesario, es un ideal por el que estoy preparado para morir". 

El 12 de junio los acusados -salvo Bernstein, que quedó absuelto- fueron condenados a cadena perpetua, sentencia draconiana que pudo haber sido peor, ya que la fiscalía al principio solicitó la pena de muerte. Al día siguiente, Mandela y sus camaradas fueron internados en un módulo de aislamiento para presos políticos en Robben Island. 

Zhúkov, Grigori Konstantínovich

Zeromski, Stefan  :  Novelista y autor teatral polones (1864-1925). Hay en sus obras una ferviente emoción patriótica. Los cuervos y las cornejas nos devorarán, Las cenizas

Zeus  :  Mitologia En la mitología griega, padre de los dioses y divinidad suprema del Olimpo, correspondiente al dios romano Júpiter. Nacido en el monte Ida, en Creta, hijo de Cronos y Rea, fue escondido en una cueva para que su padre no lo devorase, y criado por Amaltea.

Zhou Enlai  :  Político chino (1898-1976). Comisario político en el Ejército Rojo y compañero de Mao Zedong. Primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores desde 1949, con la revolución cultural su posición perdió influencia, pero como hábil estratega supo mantenerse y recuperó toda su influencia después

Zhúkov, Grigori Konstantínovich  :  Mariscal sovietico (1895-1974). Durante la segunda Guerra Mundial dirigió la defensa de Moscú (1941) y la batalla de Stalingrado (1942-1943); ocupó Varsovia y Berlín (1945). Ministro de Defensa (1955). En 1957 fue relevado de todos sus cargos acusado de actividades «antipartido»


Zhukovski, Vasili Andréievich  :  Poeta ruso (1783-1852), uno de los primeros representantes del romanticismo en su país. Ludmila, Svetlana

Nelson Rolihlahla Mandela




Nelson Rolihlahla Mandela (nacido Rolihlahla Dalibhunga Mandela)
Sudáfrica
Presidente de la República
Duración del mandato: 10 de Mayo de 1994 - 16 de Junio de 1999
Nacimiento: Mvezo, Umtata, provincia del Cabo Oriental , 18 de Julio de 1918
Defunción: Johannesburgo, provincia de Gauteng , 05 de Diciembre de 2013
Partido político: ANC
Profesión: Abogado
Crédito fotográfico: © Foto Agência Brasil/Ricardo Stuckert/PR
Resumen
No ha existido en la política de nuestro tiempo una figura más popular, admirada y universalmente respetada que el sudafricano Nelson Mandela, icono de la lucha contra el apartheid, al que derrotó, antiguo líder del Congreso Nacional Africano, primer presidente negro de su país y Premio Nobel de la Paz. 

Su liberación en 1990 tras 27 años de cautiverio dio inicio, trabajando estrechamente con el presidente reformista Frederik de Klerk, a una complicada pero finalmente exitosa transición desde la dictadura segregacionista blanca hasta la democracia multirracial, que alumbraron unas elecciones libres ganadas por el ANC, un Gobierno de unidad y una nueva Constitución. Pese al rencor acumulado tras tantos años de represión y a los estallidos de violencia que jalonaron el delicado proceso, Mandela, paradigma de integridad, nunca se cansó de instar a la paz civil y a la reconciliación de los sudafricanos. Su obsesión fue conseguir y preservar la unidad de la "nación arco iris".

Durante su mandato presidencial, entre 1994 y 1999, Mandela, con su extraordinario carisma, su rechazo a las medidas radicales y su elevado sentido de la responsabilidad, fijó los pilares políticos y económicos de la nueva Sudáfrica, y medió en los conflictos del continente, pero dejó sin resolver graves déficits sociales. Tras jubilarse de la política y pese a su avanzada edad, el mitificado dirigente, llamado Madiba por sus paisanos, continuó activo en una serie de causas humanitarias hasta que su paulatino apagamiento físico le apartó de la vida pública, aunque no de los pensamientos y los corazones de su agradecido pueblo. 

En junio de 2013, una grave infección respiratoria colocó a Mandela a las puertas de la muerte. Sumido desde entonces en un estado crítico, el 5 de diciembre de 2013 el histórico estadista falleció en su casa de Johannesburgo a la avanzada edad de 95 años. 
1.2. Nace el resistente al sistema de exclusión racial
En 1943, en el apogeo de la Segunda Guerra Mundial, en la que Sudáfrica combatía del lado del Reino Unido y los aliados bajo el liderazgo del mariscal y primer ministro Jan Smuts, Mandela se unió al Congreso Nacional Africano (ANC), organización abanderada del nacionalismo negro fundada en 1912 y cuyo liderazgo ostentaban en ese momento Alfred Bitini Xuma y James Calata. En el ANC Mandela trabó íntimo vínculo con Walter Sisulu, un paisano de Transkei que se ganaba la vida como agente inmobiliario. 

Fue Sisulu, treintañero seis años mayor, quien le introdujo en el bufete de abogados blancos de Johannesburgo, abriéndole las puertas de una profesión liberal a la que muy pocos negros conseguían acceder. Además, una prima de Sisulu, Evelyn NtokoMase, enfermera de 22 años, se convirtió en 1944 en la primera esposa de Mandela. Con ella iba a tener cuatro hijos: el primogénito, Madiba Thembekile, alias Thembi, alumbrado en 1945; Makaziwe, una niña que murió con nueves meses de vida en 1948; un segundo varón, Makgatho Lewanika, nacido en 1950; y otra niña, Pumla Makaziwe, nacida en 1954. 

Mandela, Sisulu, Tambo y otros jóvenes militantes, colocados bajo el liderazgo del intelectual Anton Lembede, trabajaron por la transformación del ANC, que hasta entonces había expresado sus reivindicaciones dentro de los cauces parlamentarios, en un movimiento de masas con un programa de exigencias más firmes al Gobierno del mariscal Smuts 

Smuts era un antiguo comandante bóer de estirpe afrikáner y un estadista muy respetado por sus méritos en las dos guerras mundiales y sus contribuciones a la creación de la Sociedad de Naciones y la Commonwealth. También era un gobernante moderado que poco a poco fue convenciéndose de la necesidad de abandonar las prácticas de segregación racial vigentes en Sudáfrica, en lo que encontró la férrea oposición del pujante Partido Nacional (NP), representante de la derecha afrikáner. En septiembre de 1944, aprovechando la relativa tolerancia política del Gobierno, Mandela y sus compañeros pusieron en marcha la Liga de la Juventud del Congreso Nacional Africano (ANCYL), de la que él fue elegido secretario nacional tres años después. 

En 1949, al año de producirse la victoria electoral del NP bajo la jefatura de Daniël François Malan y el inicio oficial por la minoría blanca afrikáner, con un entramado legal perfectamente establecido, del sistema de segregación racial o apartheid, el Comité Ejecutivo Nacional (NEC) del ANC, con James Moroka de presidente y Sisulu de secretario general, aceptó un Programa de Acción, conforme a las tesis de la ANCYL, que fue elaborado y supervisado en su aplicación por un subcomité de seis miembros entre los que figuraba Mandela. 

El Programa de Acción del ANC, inspirado en los métodos de lucha política civil de la minoría india (puestos en práctica entre 1893 y 1914 por el entonces joven abogado Mohandas Gandhi, figura por la que Mandela sentía viva admiración) y de lucha sindical de los mineros negros, contemplaba el llamamiento a la huelga general, la desobediencia civil, la no cooperación y otros instrumentos de resistencia no violenta. 

Asimismo, el Programa esgrimía un plantel de demandas políticas y sociales sobre la igualdad jurídica de los ciudadanos de color, la formación de un parlamento representativo basado en el principio democrático de un hombre, un voto, una redistribución más justa de la tierra y la remoción de las barreras a la educación de los jóvenes negros. Más allá de constituir una estrategia coyuntural, el Programa de Acción se integró en la doctrina de partido. Cada vez más prestigiado entre sus compañeros, en 1950 Mandela fue promocionado a miembro del NEC y en 1951 a presidente de la ANCYL. 

Al mismo tiempo, Mandela reconoció la necesidad de formar un frente multirracial, no exclusivamente negro, que incluyera a otros colectivos políticos de resistencia, como los comunistas, para oponerse al apartheid y la dictadura de la minoría blanca. Para impulsar esta empresa, Mandela y su círculo organizaron la Alianza del Congreso. En junio de 1952 el partido le encomendó la divulgación por todo el país de la denominadaCampaña de Desafío a las Leyes Injustas, vasta movilización de masas que Mandela condujo a pie de calle con la consigna de no provocar acciones violentas. 

Su intensa actividad agitadora y proselitista le acarreó a Mandela su primer encontronazo serio con la justicia pocas semanas después de poner marcha la Campaña de Desafío. Detenido en julio, fue procesado bajo la acusación de violar la Ley de Supresión del Comunismo, conducido a juicio y finalmente condenado en diciembre a una pena de nueve meses de prisión con trabajos forzados. 

La sentencia quedó en suspenso durante dos años a cambio de la prohibición de participar en actos públicos y ejercer cargos políticos, y de un confinamiento en Johannesburgo por espacio de seis meses. Estas proscripciones temporales iban a ser renovadas sucesivamente hasta 1958, obligando al reo a cumplir en la clandestinidad sus funciones de vicepresidente nacional del partido, y por tanto adjunto al nuevo máximo dirigente, Albert Lutuli, y de presidente de su sección en Transvaal, puestos a los que fue elevado precisamente en diciembre de 1952. 

Antes de terminar ese año, nada más recobrar la libertad, Mandela se reunió con Tambo, quien en 1955 iba a suceder a Sisulu en la Secretaría General del partido y tres años después a Mandela en la Vicepresidencia, y juntos consiguieron abrir en Johannesburgo un despacho de abogados, el primero del país regentado con licencia por juristas negros, labor que fue constantemente hostigada por las autoridades hasta el cierre del bufete en 1956. En los años siguientes, Mandela siguió participando en las campañas contra las leyes discriminatorias de la mayoría negra y prestando asistencia legal a activistas con problemas con la justicia. 

Su azarosa vida profesional y política pasó factura a su vida conyugal. En 1955 Mandela se separó de Ntoko, cuya filiación a los Testigos de Jehová le impedía implicarse en política, y dos años después el matrimonio terminó en divorcio. Evelyn Mase iba a fallecer en 2004 a la edad de 82 años. 

En junio de 1958 Mandela contrajo segundas nupcias con la trabajadora social Nomzamo Winifred Zanyiwe Madikizela, una xhosa 18 años más joven que él y oriunda de la costa norte del Cabo Oriental, quien a diferencia de la primera esposa sí estaba lista para involucrarse a fondo en el movimiento de liberación de su pueblo y apoyar la lucha de su marido, con todo lo que ello implicaba. La luego famosa y polémica Winnie Mandela, como pasó a ser conocida, dio al dirigente negro otras dos hijas, Zenani, en 1959, y Zindziswa (Zindzi), en 1960. 
(Texto actualizado hasta diciembre de 2013)

Steve Jobs. La biografía El primer artículo sobre la nueva máquina


Steve Jobs. La biografía
El primer artículo sobre la nueva máquina apareció en el número de julio de 1976 de Interface, una revista para aficionados a la electrónica hoy desaparecida. Jobs y sus amigos seguían construyéndolas a mano en su casa, pero el artículo se refería a él como «director de marketing» y «antiguo consultor privado para Atari». Aquello hacía que Apple sonara como una empresa de verdad. «Steve se comunica con muchos de los clubes informáticos para tomarle el pulso a esta joven industria —señalaba el artículo, y lo citaba mientras este explicaba—: “Si podemos estar al día con sus necesidades, sussensaciones y sus motivaciones, podemos responder de forma adecuada y darles lo que quieren”».
Para entonces ya contaban con otros competidores, además del Altair, entre los que destacaban el IMSAI 8080 y el SOL-20, de la Processor Technology Corporation. Este último lo habían diseñado Lee Felsenstein y Gordon French, del Homebrew Computer Club. Todos tuvieron la oportunidad de presentar su trabajo durante el puente del Día del Trabajo de 1976, cuando se celebró la primera Feria Anual de los Ordenadores Personales en un viejo hotel del paseo marítimo de Atlantic City, en Nueva Jersey, que por aquel entonces había entrado en franca decadencia. Jobs y Wozniak se embarcaron en un vuelo de la Trans World Airlines a Filadelfia, llevando consigo una caja de puros que contenía el Apple I y otra con el prototipo del sucesor de aquella máquina en el que Woz estaba trabajando. Sentado en la fila de atrás se encontraba Felsenstein, que echó un vistazo al Apple I y aseguró que era «completamentemediocre». A Wozniak le enervó profundamente la conversación que tenía lugar en la fila trasera. «Podíamos oír cómo hablaban con una jerga empresarial muy rebuscada —recordaba—, y cómo utilizaban acrónimos comerciales que nosotros nunca habíamos oído antes».
Wozniak pasó la mayor parte del tiempo en la habitación del hotel, trasteando con su nuevo prototipo. Era demasiado tímido para plantarse tras la mesa plegable que le habían asignado a Apple al fondo de la sala de exposiciones. Daniel Kottke, que había llegado en tren desde Manhattan, donde asistía a clases en la Universidad de Columbia, presidía la mesa, mientras Jobs daba una vuelta para echarles un vistazo a sus competidores. Lo que vio no le impresionó. Estaba seguro de que Wozniak era el mejor ingeniero de circuitos y de que el Apple I (así como su sucesor, con total seguridad) podría superar a sus adversarios en materia de funcionalidad. Sin embargo, el SOL-20 tenía un mejor aspecto. Contaba con una elegante carcasa metálica, y venía provistode teclado y cables. Parecía que lo hubieran construido unos adultos. El Apple I, en cambio, tenía un aspecto tan desaliñado como sus creadores.
Fuente: Steve Jobs. La biografía
Walter Isaacson
Traducción de David González-Iglesias González/Torreclavero


José Luis Perales

José Luis Perales José Luis Perales Morillas (Castejón, Cuenca; 18 de enero de 1945) es un cantautor, compositor, productor y escritor e...