Steve Jobs. La biografía LA CAJA AZUL



Steve Jobs. La biografía
LA CAJA AZUL
La combinación definitiva de trastadas y electrónica —y la aventura que ayudó a crear Apple— se puso en marcha una tarde de domingo, cuando Wozniak leyó un artículo en Esquire que su madre le había dejado sobre la mesa de la cocina. Era septiembre de 1971, y él estaba a punto de marcharse al día siguiente para Berkeley, su tercera universidad. La historia, de Ron Rosenbaum, titulada «Secretos de la cajita azul», describía cómo los piratas informáticos y telefónicos habían encontrado la forma de realizar llamadas gratuitas de larga distancia reproduciendo los tonos que desviaban las señales a través de la red telefónica. «A mitad del artículo, tuve que llamar a mi mejor amigo, Steve Jobs, y leerle trozos de aquel largo texto», recordaba Wozniak. Sabía que Jobs, quien por aquel entonces comenzaba su último año de instituto, era una de las pocas personas que podía compartir su entusiasmo.
Uno de los héroes del texto era John Draper, un pirata conocido como Captain Crunch, porque había descubierto que el sonido emitido por el silbato que venía con las cajas de cereales del mismo nombre era exactamente el sonido de 2.600 hercios que se utilizaba para redirigir las llamadas a través de la red telefónica. Aquello podía engañar al sistema para efectuar conferencias de larga distancia sin costes adicionales. El artículo revelaba la posibilidad de encontrar otros tonos, que servían como señales de monofrecuencia dentro de la banda para redirigir llamadas, en un ejemplar del Bell System Technical Journal, hasta el punto de que la compañía telefónica comenzó a exigir la retirada de dichos ejemplares de los estantes de las bibliotecas.
En cuanto Jobs recibió la llamada de Wozniak esa tarde de domingo, supo que tenían que hacerse inmediatamente con un ejemplar de la revista. «Woz me recogió unos minutos después, y nos dirigimos a la biblioteca del Centro de Aceleración Lineal de Stanford, para ver si podíamos encontrarlo», me contó Jobs. Era domingo y la biblioteca estaba cerrada, pero sabían cómo colarse por una puerta que normalmente no estaba cerrada con llave. «Recuerdo que nos pusimos a rebuscar frenéticamente por las estanterías, y que fue Woz el que finalmente encontró la revista. Nos quedamos pensando: “¡Joder!”. La abrimos y allí estaban todas las frecuencias. Seguimos repitiéndonos: “Pues es verdad, joder, es verdad”. Allí estaba todo: los tonos, las frecuencias...».
Wozniak se dirigió a la tienda de electrónica de Sunnyvale antes de que cerrara esa tarde y compró las piezas necesarias para fabricar un generador analógico de tonos. Jobs ya había construido un frecuencímetro cuando formaba parte del Club de Exploradores de Hewlett-Packard, así que lo utilizaron para calibrar los tonos deseados. Y, mediante un teléfono, podían reproducir y grabar los sonidos especificados en el artículo. A medianoche estaban listos para ponerlo a prueba.
Desgraciadamente, los osciladores que utilizaron no eran lo bastante estables como para simular los sonidos exactos que engañaran a la compañía telefónica.
«Comprobamos la inestabilidad de la señal con el frecuencímetro de Steve —señaló Wozniak—, y no podíamos hacerlo funcionar. Yo tenía que irme a Berkeley a la mañana siguiente, así que decidimos que trataría de construir una versión digital cuando llegase allí».
Nadie había hecho nunca una versión digital de una caja azul, pero Woz estaba listo para el reto. Gracias a unos diodos y transistores comprados en una tienda de electrónica RadioShack, y con la ayuda de un estudiante de música de su residencia que tenía buen oído, consiguió construirla antes del día de Acción de Gracias.
«Nunca he diseñado un circuito del que estuviera más orgulloso —declararía más tarde—. Todavía me parece que fue algo increíble».
Una noche, Wozniak condujo desde Berkeley hasta la casa de Jobs para probarlo. Trataron de llamar al tío de Wozniak en Los Ángeles, pero se equivocaron de número. No importaba. El aparato había funcionado. «¡Hola! ¡Le estamos llamando gratis! ¡Le estamos llamando gratis!», vociferaba Wozniak. La persona al otro lado de la línea estaba confusa y enfadada. Jobs se unió a la conversación: «¡Estamos llamando desde California! ¡Desde California! Con una caja azul». Es probable que aquello dejara al hombre todavía más desconcertado, puesto que él también se encontraba en California.
Al principio, utilizaban la caja azul para divertirse y gastar bromas. La más famosa fue aquella en que llamaron al Vaticano y Wozniak fingió ser Henry Kissinger, que quería hablar con el Papa. «Nos encontrrramos en una cumbrrre en Moscú, y querrremos hablarrr con el Papa», recuerda Woz que dijeron. Le contestaron que eran las cinco y media de la mañana y que el Papa estaba dormido. Cuando volvieron a llamar, le pasaron con un obispo que debía actuar como intérprete, pero nunca consiguieron que el Papa se pusiera al aparato. «Se dieron cuenta de que Woz no era Henry Kissinger —comentó Jobs—. Estábamos en una cabina pública».
Entonces tuvo lugar un hito importante, que estableció una pauta en su relación: a Jobs se le ocurrió que las cajas azules podían ser algo más que una mera afición.
Podían construirlas y venderlas. «Junté el resto de los componentes, como las cubiertas, las baterías y los teclados, y discurrí acerca del precio que podíamos fijar», afirmó Jobs, profetizando las funciones que iba a desempeñar cuando fundaran Apple. El producto acabado tenía el tamaño aproximado de dos barajas de naipes. Las piezas costaban unos 40 dólares, y Jobs decidió que debían venderlo por 150.
A semejanza de otros piratas telefónicos como Captain Crunch, ambos adoptaron nombres falsos. Wozniak se convirtió en Berkeley Blue, y Jobs era Oaf Tobark.
Los dos iban por los colegios mayores buscando a gente que pudiera estar interesada, y entonces hacían una demostración y conectaban la caja azul a un teléfono y un altavoz. Ante la mirada de los clientes potenciales, llamaban a lugares como el Ritz de Londres o a un servicio automático de chistes grabados en Australia.
«Fabricamos unas cien cajas azules y las vendimos casi todas», recordaba Jobs.
Fuente: Steve Jobs. La biografía
Walter Isaacson
Traducción de
David González-Iglesias González/Torreclavero
www.megustaleer.com

"Shakira" Mebarak

"Shakira" Mebarak La colombiana más exitosa en el exterior Biografía Comenzó a escribir canciones a los 8 años de edad. Es cantante, compositora, productora discográfica, filántropa y bailarina. Su álbum Pies descalzos de 1996 la catapultó a la fama en Hispanoamérica y le dio nombre a la Fundación que creó a los 18 para contribuir a la nutrición y educación de la población infantil más necesitada de su país. Shakira Isabel Mebarak Ripoll nació en Barranquilla el 2 de febrero de 1977. Con Laundry Service (2001) debutó ante el público anglosajón y se abrió puertas en todo el mundo. Con éste logró convertirse en una de las estrellas latinas más importantes y la consolidó como artista internacional. Tiene ganados dos premios Grammy y ocho Grammy Latino. Ha vendido cerca de 70 millones de discos alrededor del mundo y es una de las artistas que más dinero ganó en la última década. A los once años concursó en el evento televisivo de Telecaribe “Buscando al artista infantil” el cual ganó por tres años seguidos. Fue contratada por Sony Colombia para grabar tres álbumes y en 1991 lanza el primero llamado “Magia”. Aunque no tuvo el éxito esperado, se dio a conocer en su país y participó en 1993 en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar en el que ocupó el tercer puesto con su canción Eres. Lanza en Colombia su segundo álbum Peligro, otro fracaso en ventas para la artista. Decide hacer un alto en su carrera como cantante y terminar el colegio. Reapareció en la escena nacional como actriz cuando protagonizó la telenovela Oasis en 1994, otro título que sumado a sus dos primeros discos la cantante decide borrar de sus historia oficial como estrella internacional. En 1995 el destino de Shakira comienza a cambiar. Su casa discográfica le pide un sencillo para una producción con canciones de varios artistas colombianos para la que compone ¿Dónde estás corazón? En vista del éxito que alcanzó la canción, decide lanzar otro álbum bajo la producción de Luis Fernando Ochoa y así nace Pies descalzos, el primer álbum con el que se da a conocer en toda la América de habla hispana. Para 1998 lanza al mercado ¿Dónde están los ladrones? Con siete millones de copias vendidas extiende su popularidad a Europa, Estados Unidos y Canadá. Ojos así y Ciega, sordomuda se convirtieron rápidamente en hits en el mercado norteamericano, que además premió a la artista con un Premio Internacional del Público en los MTV Video Music Award. En 1999 graba para MTV su primer Unplugged y fue el primer desconectado en español, e interpretado por una cantante latina, en ser emitido en los Estados Unidos. Con un tour internacional hecho durante todo el año 2000, en 2001 saca su primer álbum interpretado en inglés y español. Laundry Service la catapultó a todos los mercados mundiales con éxito total en ventas. Shakira decide cambiar su look. Se vuelve rubia para terminar de encajar en el mercado de habla inglesa. Realiza otra gira que incluyó 61 países con éxito rotundo. En 2005 saca un nuevo disco titulado Fijación Oral Vol. 1 y lo lanza en Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia y Latinoamérica. La Tortura, que cantó junto a Alejandro Sanz y que se desprende de esa producción, ocupó el número uno en los Hot latin tracks de Billboard durante 25 semanas consecutivas. Con Oral Fixation Vol. 2, álbum interpretado completamente en inglés, vendió ocho millones de copias y su canción más exitosa fue Hips don´t lie. En 2009 estrena su álbum Loba con el que recibe disco de oro en Rusia, Irlanda, Francia, Suiza, Polonia, Grecia, Hungría y Argentina. En 2010 lanza Sale el sol. Álbum que marca un antes y un después en la vida privada de la cantante por coincidir con la ruptura de su relación con Antonio de la Rúa y el comienzo de otra con el futbolista Gerard Piqué. Adapta para el mundial de fútbol de 2010 la canción oficial del evento bajo el título Waka – Waka, This Time For Africa. En noviembre de 2011 se convierte en la primera colombiana en recibir su propia estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood y en ser galardonada como Persona del Año en los Latin Grammy por su labor filantrópica y artística. Fuente: msn noticias

Totó la Momposina,

Toto la Momposina Sonia Bazanta, conocida mundialmente como Totó la Momposina, nació en 1948 en Talaiga Nuevo, municipio ubicado en Mompós, Bolívar. Creció entre cumbias, Mapalé, Porros, gaitas, bullerengues y chalupas. Ritmos que lleva en la sangre y que le sirvieron para convertirse en la exponente número uno del folclor colombiano en el exterior. Estudió en música en el Conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia e historia del arte y de la música en la Universidad de Sorbona en Francia. Dedicó varios años a la investigación del mestizaje rítmico de Colombia y empleó ese conocimiento para el rescate puro de la música que hace. Las puertas se le abrieron en Europa desde el día que cantó en la ceremonia del Premio Nobel entregado a Gabriel García Márquez en Estocolmo. Ha cantado en grandes escenarios de Londres, Nueva York, París, Roma, Berlín, Madrid y Buenos Aires. En 1983 graba en Francia “Canatadora”, su primer álbum y luego “Totó la Momposina y sus tambores”. Diez años después de su primer disco Peter Gabriel le propone grabar un álbum bajo su sello Real World y así nace en 1993 “La Candela Viva” que la consolida como estrella internacional del folclor colombiano siendo parte importante del World Music Arts and Dance, mejor conocido como el festival de Womad que se realiza alrededor del mundo. En sus siguiente producciones: Carmelina y Pacantó, La Momposina comienza a experimentar con los ritmos tradicionales e incorpora guitarras. Ensaya nuevos estilos de interpretación y se acerca a los orígenes indígenas y africanos. En 2002 estuvo nominada a un Grammy Latino por Mejor Álbum tropical tradicional por “Gaitas y tambores” y 2006 recibió en Sevilla, España, el premio musical Womex como reconocimiento a toda una vida dedicada a la música. Fuente: msn noticias

José Prudencio Padilla

José Prudencio Padilla Nació el 19 de marzo de 1784 en la Villa de Pedraza, provincia de Riohacha. Su madre fue una wayuu; su padre, u...