Mario Moreno Cantinflas (1911-1993) actor cómico mexicano


Mario Moreno Cantinflas (1911-1993), actor cómico mexicano, cuyo verdadero nombre era Mario Moreno Reyes. Enormemente popular en el mundo de habla hispana por sus películas, en las que encarnaba a un personaje desmañado y malhablado pero entrañable, caracterización del ‘pelado’ mexicano, personaje humilde, tierno, ingenuo y pícaro, que asumía todas las desgracias que el destino le deparaba para salir siempre victorioso al final.
Cantinflas nació en la ciudad de México. Lo limitado de sus recursos le obligó a abandonar la escuela médica para ganarse la vida interpretando pequeños papeles en espectáculos de variedades (fue también torero cómico). Sin embargo, pronto su talento fue reconocido, y empezó a hacer papeles protagonistas y a actuar en el teatro. El inicio de su carrera cinematográfica fue la publicidad, terreno en el que se hizo tan popular que la productora decidió dedicarse al cine en 1940, con Cantinflas de actor principal y vicepresidente de la compañía. En este año, el éxito de Ahí está el detalle (1940, Juan Bustillo Oro), fijó su personaje definitivamente y a partir de El gendarme desconocido (1941) Miguel M. Delgado comenzó a dirigir sus películas. No obstante, su primera aparición en el cine se había producido en 1936, con No te engañes corazón, de Miguel Contreras.
Sus primeras películas, como Los tres mosqueteros (1943), de Miguel M. Delgado, fueron éxitos espectaculares y rompieron récords de taquilla en toda Latinoamérica. Hizo casi 50 películas, entre las que se incluyen dos incursiones en el mercado de habla inglesa realizadas en Hollywood: La vuelta al mundo en 80 días (1956, Michael Anderson), un éxito que le animó a protagonizar la segunda, Pepe (1960, George Sidney). Sin embargo, el éxito no se repitió y Cantinflas no volvió a hacer películas fuera de México, con la sola excepción de Don Quijote cabalga de nuevo (1972, Miguel Delgado), en España. Entre sus títulos más destacados también se encuentran El bolero de Raquel (1956), su primera película en color, El padrecito (1965), Sube y baja (1958) o El profe (1971), todas ellas dirigidas por Miguel Delgado.
El público adoraba a Cantinflas tanto por su personaje en la pantalla como a su persona en la vida real, pues luchó por la justicia social a través del trabajo incansable en fundaciones filantrópicas.
Fuente: Enciclopedia Encarta 2.007

Entradas populares de este blog

Personajes del mundo Haakon : Nombre de varios reyes de Noruega

Erna Schneider Hoover

Urbano : Nombre de varios papas: